domingo, 7 de febrero de 2010

Un sueño hecho realidad (Concurso La Palma)


Mike, es un chico bastante alto y su deporte favorito es el baloncesto, se le da bien. Un día cuando estaba jugando con sus amigos en el colegio, llegó un hombre un poco raro y el conserje le llamó la atención, Mike escuchó su conversación atentamente:

-Oiga señor, ¿quiere algo?- Preguntó el conserje.

-Nada, gracias, venía buscando chicos interesados en ingresar en un equipo de baloncesto federado.- Respondió el hombre.

-Mire usted, allí hay tres chicos muy buenos jugando, vienen todos los días.- Le dijo el conserje.

-Vale, gracias, iré a preguntarles

Después de la conversación, Mike esperó a aquel extraño hombre avisando a sus compañeros.

-Hola chicos, ¿os gusta el baloncesto?- Preguntó el extraño.

-Sí, mucho- Respondieron al unísono.

-Y ¿os gustaría jugar partidos de verdad en una liga?

-Bueno... pero no serán muy buenos, ¿verdad?- Preguntó Mike.

-Según, si jugamos bien, no se notará.

-Está bien respondieron los tres.

Después de la conversación y de jugar un poco más, llegaron a sus respectivas casas y se lo preguntaron a sus padres. Los tres respondieron que si, porque ese deporte era en equipo y muy divertido. Al día siguiente apareció de nuevo el extraño y le dio un papel a los tres donde deberían de rellenar sus padres los datos de su hijo. Los tres, dando los papeles, el extraño se presentó, su nombre, Emanuel. En el papel venían los horarios de los entrenamientos, tres veces en semana.

En el primer entrenamiento, Emanuel, presentó a todos los chicos para que se fueran haciendo amigos. En ese mismo entrenamiento estuvieron diseñando unas pocas jugadas, porque la liga estaba a punto de empezar.

El viernes, que también tenían entrenamiento, Emanuel dijo que jugarían contra un equipo, que cuyo nombre no me acuerdo, veterano. A las 7:45, deberían de estar en la estación de autobuses para ir al partido.

Lamentablemente perdieron, porque los contrarios eran verdaderamente buenos, pero ellos jugaran bien.

Después de ese partido todos los sábados jugaban, una vez en casa y otra fuera. Fueron Ganando todos los partidos después de ese y en el último de la liga ganaron hiendo así al sector. En el sector llegaron a la final y cuando quedaban 3 segundos, iban empatados, Mike, como era muy rápido se coló entre la defensa anotando 2 puntos con una entrada y permitiendo a su equipo ganar. Mike se convirtió en una leyenda de su ciudad y fue feliz comiéndose a una perdiz, fin.


Fdo: Darío Abad Tarifa

No hay comentarios:

Publicar un comentario